#TUTENTips: Consejos para prevenir accidentes eléctricos en el hogar.

TUTENtips #03: Consejos para prevenir accidentes eléctricos en el hogar.

1.- Cuidado con el agua. Antes de manipular aparatos que funcionen o estén en contacto con electricidad, asegúrate de tener las manos y pies secos. El agua conduce la electricidad. E incluso el vapor y la humedad ambiental son elementos de riesgo.

2.- Ojo con los niños. Cuidar que los niños metan los dedos en el enchufe no es la única precaución que debemos tener, también es importante vigilar que no tengan cables o alargadores a su alcance. Especialmente de aparatos como hervidores, calentadores y planchas.

3.- No energizar objetos no preparados para eso. No conecte ventanas o rejas directamente a la electricidad.

4.- No sobrecargar alargadores y triples. Los alargadores y triples están hechos para manejar cierto nivel de potencia. Los aparatos como hervidores, planchas, microondas y lavadoras pueden sobrecargar los alargadores y triples y producir incendios.

5.- Sé precavido con los enchufes calientes o derretidos. Si al desenchufar un aparato nota que las patas del enchufe están muy calientes, con señal de derretimiento o que desprenden olor a quemado, claramente le estamos pidiendo a nuestra instalación más de lo que puede dar.

6.- Usa cinta aisladora para todo desperfecto. No en el sentido que la cinta (o huincha) aisladora vaya a solucionar el problema, sino que tal como lo dice, aísla. El scotch y la cinta de embalaje no.

7.- Reemplazar tapones por automáticos. Aunque los fusibles y tapones son más seguros, las personas tienen la costumbre de arreglar los tapones con alambres o pelos de cobre, lo que sí es muy peligroso.

Fuente: Superintendencia de electricidad y combustible.

Anuncios

#TUTENTips: Consejos para manejar las alergias durante todo el año.

Hay personas que no pueden vivir sin una caja de pañuelos durante la primavera y el verano, pero otras personas no pueden hacerlo durante todo el año. Aunque nunca hay que subestimar un buen anti-alérgico, podemos ayudar a nuestro cuerpo a evitar muchas de las molestias de las alergias con algunas cuántas medidas que podemos realizar nosotr@s mism@s:

1.- Evitar suelos alfombrados. Las alfombras acumulan elementos del ambiente, entre ellas polvo y ácaros. Prefiere siempre que puedas los suelos de madera o cerámica.

2.- Guarda tu ropa dentro de armarios y/o clósets. La ropa colgada a lo ancho de los dominios de tu pieza también acumula alérgenos (¡eso incluye los sensuales calcetines chilotes que modelas en invierno, mantenlos guardados!).

3.- Lava las sábanas al menos una vez a la semana con agua caliente (superior a 50ºC). Loc colchones se deben ventilar al sol al menos dos veces al año y las almohadas deben aspirarse por 10 minutos una vez a la semana, fuera de la casa.

4.- Si tienes alfombras, sacúdelas y aspíralas periódicamente (fuera de la casa).

5.- Lava las cortinas también de forma periódica. Prefiere cortinas de algodón o de material que sea fácilmente lavable.

6.- Limpia los muebles con paños húmedos para retirar el polvo acumulado. Para los muebles de cocina y baño, considera además el uso de desinfectantes.

7.- Limpia el refrigerador de manera periódica para evitar el crecimiento de hongos.

8.- Limita el espacio donde pueden transitar tus mascotas. Idealmente que no circulen dentro de la casa, pero si sus “ojos de gato con botas” pueden más, evita que circulen dentro de los dormitorios.

9.- Evita el uso de adornos, peluches o cualquier elemento que favorezca la acumulación de polvo.

10.- No respirar. Aunque pueda resultar una medida poco práctica, en muchos casos nos ahorrará un montón de problemas.

11.- ¡No sigas la medida número 10. Tu familia y amigos te quieren!

#TUTENTips: Disminuir las altas temperaturas en tu hogar.

Las estaciones se han prolongado cada vez más y su intensidad se ha concentrado durante mayores periodos de tiempo. Esto hace que nuestros servicios de climatización se vean exigidos durante más días en el año, afectando su funcionamiento y nuestro bolsillo. Pero no todo está perdido, a continuación, te listamos algunos simples consejos que te ayudarán a manejar de mejor forma las altas temperaturas en tu hogar:

1.- Cierra cortinas y persianas, de forma de bloquear el paso del calor directo hacia el interior del hogar.

2.- Ventila la casa en las horas menos calurosas. Abre puertas y ventanas durante las noches y temprano en la mañana para aprovechar las corrientes frías y además renovar el aire con ellas.

3.- Evita ocupar los niveles superiores de tu hogar durante las horas de mayor calor. El aire caliente es menos denso que el aire frío, por ende, el desplazamiento del aire frío hacia el suelo produce que el aire caliente ocupe los espacios superiores disponibles.

4.- Mantén las ventanas abiertas durante el día, con la apertura suficiente para crear corrientes de aire dentro de la casa.

5.- Mantener puertas interiores abiertas para que circule el aire y se distribuya el calor hacia diferentes espacios.

6.- Reduce las fuentes de calor. Los aparatos eléctricos generan ciertos niveles de calor, limita los aparatos conectados a la corriente a los indispensables.

7.- Incluye plantas y vegetación al interior y a los alrededores de tu hogar. Los árboles entregan sombra, las enredaderas sirven como una capa aislante natural y las plantas interiores producen ciertos niveles de humedad que pueden ayudar a mejorar la sensación térmica interior.

8.- Riega las plantas para que no mueran. Además, las plantas mantienen la humedad por más tiempo.